Desde que Dios creó al ser humano lo hizo con el fin de darle autoridad sobre la tierra y todo lo que existe en ella. Cuando Jesús vino a este mundo fue para reiterar ese poder y autoridad dada al hombre. Pero muchos de nosotros vivimos en derrota, tristeza y abatidos.

No esperes más para comenzar a ejercer la autoridad que Jesucristo te ha dado legalmente. No hay motivos para que vivas en derrota ni un día más.
Tú tienes toda la autoridad para sacar de tu vida la angustia, tristeza, enfermedad, pobreza y todo aquello que te quite la paz.
Recuerda Dios tiene hoy una bendición para ti.

Para más información visita: albertodelgado.org
Para oración llámanos al 305.273.1990