La buena salud es parte del plan de Dios para tu vida. El no quiere que sufras dolor, malestar, o algún tipo de enfermedad. Jesucristo murió y resucitó para perdonar nuestros pecados pero además de eso, para darnos muchas otras bendiciones entre ellas la salud y bienestar de nuestro cuerpo.

En la biblia encontramos un versículo que dice lo siguiente refiriéndose a Jesús: “Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores, sobre él recayó el castigo de nuestra paz y gracias a sus heridas fuimos sanados”.

Este verso nos deja ver claramente que podemos disfrutar de una vida saludable pero, depende de ti y de mí apropiarnos de este beneficio para hacerlo realidad. Siempre recuerda, Dios tiene hoy una bendición especial para ti.

Dios tiene hoy una bendición para ti.
Para más información visita: albertodelgado.org
Para oración llámanos al 305.273.1990