Todos hemos pasado por momentos de gran dificultad y lo peor es que a veces parecen venir uno detrás del otro, sin tregua.

Superar estos momentos agarrados de la mano de Dios, afirma nuestra fe aunque cuando estamos en medio de la tormenta es difícil darnos cuenta de que puede ser algo bueno al final del camino.  En medio de la desesperación, a veces no podemos pensar con sabiduría ni encontrar la salida.

Para esta situación, Dios nos dejó sus promesas en la Biblia.  Cuando las descubrimos, El nos habla directamente al corazón y poco a poco encontramos la paz que necesitamos para salir de la tribulación. Asi que, armate de valor y resiste hasta el final.  

Dios tiene hoy una bendición para ti.

Para más información visita: albertodelgado.org
Para oración llámanos al 305.273.1990