Vivimos en una sociedad que nos mantiene entretenidos en satisfacer nuestros propios deseos, por encima de todo. Por eso quiero agradecer especialmente a todos los que nos apoyan financieramente para sostener nuestras misiones humanitarias en Latinoamérica, de parte de cientos de niños y madres que reciben esta ayuda, te doy gracias por amar a tu prójimo como a ti mismo.

La bendición de hoy para tu vida, es saber que Dios te ha dado la habilidad especial para resolver las necesidades de otros. Saber esto traerá nuevas finanzas a tu vida y la oportunidad de bendecir a quienes lo necesiten.
Oro para que nunca en tu mesa falte el pan, ni la provisión de Dios en la vida de los tuyos. Recuerda, Dios tiene hoy una bendición para ti.

Vivimos en una sociedad que nos mantiene entretenidos en satisfacer nuestros propios deseos, por encima de todo. Por eso quiero agradecer especialmente a todos los que nos apoyan financieramente para sostener nuestras misiones humanitarias en Latinoamérica, de parte de cientos de niños y madres que reciben esta ayuda, te doy gracias por amar a tu prójimo como a ti mismo.

La bendición de hoy para tu vida, es saber que Dios te ha dado la habilidad especial para resolver las necesidades de otros. Saber esto traerá nuevas finanzas a tu vida y la oportunidad de bendecir a quienes lo necesiten.
Oro para que nunca en tu mesa falte el pan, ni la provisión de Dios en la vida de los tuyos. Recuerda, Dios tiene hoy una bendición para ti.