A veces pareciera que Dios no escucha nuestras oraciones porque la respuesta aparenta tardar mucho en llegar. Pero déjame decirte que Dios sí oye nuestras oraciones y El está trabajando en las respuestas aunque no veamos los detalles. El Salmo 40 dice “Pacientemente esperé al Señor y oyó mi clamor”.

La bendición de hoy para tu vida es que Dios es fiel y siempre cumple sus promesas; El puede cambiar en un día, lo que no se pudo cambiar en años, sólo debes ser paciente y agradecido no sólo por lo que el te ha dado, sino por lo que está por venir.
Señor te damos gracias por las grandes bendiciones que están aún por llegar, en el nombre de Jesús, Amen.
Recuerda, Dios tiene hoy una bendición para ti.