Hace algunos años, en una presentación de circo, un domador de tigres hacia su presentación ante el público, al entrar a la jaula con los tigres se fue la luz y todo quedo en oscuridad durante varios segundos. Luego el show continúo normalmente. El domador cuenta que al principio sintió temor porque sabía que los tigres si ven en la oscuridad, mas él no, así que no dejó de azotar el látigo y darles ordenes a los felinos. Él no permitió que el temor se apodere de Él.

Esto es precisamente lo que debemos hacer para evitar que el miedo nos devore, en momentos difíciles no podemos bajar la guardia, debemos continuar creyendo las promesas de Dios y luchar contra esos temores.
Recuerda, Dios tiene hoy una bendición especial para ti.
Hola a todos, muchas bendiciones