La vida es una carrera. Hay trampas y obstáculos que nos hacen tropezar y a veces caer. Nadie ha dicho que la vida es fácil y que no tendremos problemas. Lo que si te puedo asegurar es que con Dios puedes tener una vida de victoria y siempre tener la fuerza para levantarte y seguir adelante.
La bendición de hoy es saber que Dios es quien renueva tus fuerzas y si lo incluyes a El en tus planes, el recorrido se hará mucho más fácil y más ligera tu carga.
Padre, en el nombre de Jesús te pido por todos aquellos que me escuchan, renueva sus fuerzas para que puedan superar cualquier obstáculo que esté en sus caminos y puedan avanzar hacia el éxito que tu deseas en sus vidas. Amen!
Recuerda, Dios tiene hoy una bendición para ti.