Un famoso escritor escribió esta frase celebre, “Solo un exceso es recomendable en el mundo: el exceso de gratitud”. El agradecimiento es un símbolo de nobleza y dignidad, pero desafortunadamente en nuestros tiempos lo que más prevalece es todo lo contrario, la ingratitud.
Cuando expresamos nuestro agradecimiento recibimos efectos positivos en nuestras vidas, porque sentimos emociones de bienestar, optimismo y felicidad. tenemos mejores condiciones para afrontar los problemas diarios, especialmente el estrés. Además nos abre puertas para que nuevas bendiciones lleguen a nuestras vidas.
Pero sobre todo cuando expresamos gratitud estamos agradando a Dios. Un versículo dice: “Dad gracias en todo, porque ésta es la voluntad de Dios. ¡Al expresar gratitud, recibiremos recompensas incalculables!
Recuerda, Dios tiene hoy una bendición especial para ti.