La depresión ataca a millones de personas alrededor del mundo y es uno de los síntomas más comunes en nuestra sociedad. Dios no quiere verte triste, al contrario, el tiene pensamientos de bien para ti y te quiere ver feliz, exitoso y saludable.

La bendición de hoy para tu vida es saber que hay alguien que no te abandona, que entiende tu dolor, que sabe lo que es perder a un ser amado, el sabe de tu rechazo y el sufrimiento de tu enfermedad… Su nombre es Jesús, Jesús de Nazaret, El te ama y está listo a cambiar tu tristeza en alegría.

“Jesús” te pido que toques a aquellos que me escuchan en este momento y los libres de toda cadena de depresión y angustia que agobia sus almas.. amen!

Recuerda, Dios tiene hoy una bendición para ti.