El tiempo pasa y avanza. Cada vez los días, las semanas, los meses, parecen ser acortados. Y solo podemos invertir nuestro tiempo de 2 formas: De forma egoísta y De forma sabia.
Un versículo en la Biblia dice:
No vivan como necios sino como sabios.
Desperdicias tu tiempo cuando sólo vives para ti mismo, para tus placeres, pasatiempos y principalmente cuando no buscas de Dios.
Hoy quiero animarte a que no vivas egoístamente. Cada día esfuérzate por brindar amor, comprensión. Sé amable, enseña, anima, usa tus habilidades y talentos para ayudar a los demás y de esta manera demuestras que tienes a Dios en tu corazón.
Al final del día podrás decir como el Apóstol Pablo: “He peleado la buena batalla, he guardado la fe”.

Para más información visita: albertodelgado.org
Para oración llámanos al 305.273.1990