Los hijos de Dios estamos llamados a pasar tiempo de oración a solas con Él, Jesús nos dejó un claro ejemplo en el libro de Mateo capítulo 14 donde dice: “Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo.” Si estás decidido a pasar tiempo a solas con Dios y no sabes cómo empezar, presta mucha atención estos consejos.

Primero: Aprovecha tu tiempo a solas. Cuando esté todo en silencio y no haya nadie más a tu alrededor aprovéchalo para hablar con Dios.

Segundo: Planifica. Si todo el tiempo estás rodeado de gente planifica este tiempo. Ponlo en tu agenda.

Y tercero: Prioriza. De todas tus actividades diarias pon este tiempo con Dios como una prioridad. Si haces esto, muchos aspectos de tu vida comenzarán a cambiar.

Para más información visita: albertodelgado.org
Para oración llámanos al 305.273.1990