¿Cuántas veces te has sentido sin fuerzas, cansado de la vida y la constante lucha por subsistir? Quizá hoy te encuentras rodeado de dificultades en vez de oportunidades. Pues déjame decirte que la historia esta escrita por gente que antes de conseguir el triunfo que buscaban, tuvo que levantarse muchas veces debido a innumerables caídas y fracasos.
La bendición de hoy para tu vida es saber que Dios renueva tus fuerzas día a día. El te da descanso si estás agotado y te dice que todo lo puedes hacer en Cristo que te fortalece.
Señor, te pido que renueves las fuerzas de los que me escuchan y les muestres que la grandeza no es de los que nunca tropiezan sino más bien, de aquellos que vuelven a levantarse. Amen.
Recuerda, Dios tiene hoy una bendición para ti.