Cuantas veces en la vida nos hemos sentido débiles y agotados porque hemos perdido la fortaleza para luchar por nuestros sueños. En esos momentos el pesimismo se convierte en nuestro fiel compañero. Pero llegó el momento de cambiar, es hora de cumplir con el mandato de Dios de ser esforzados, valientes y no tener temor porque Él ha prometido estar con nosotros en todo tiempo y en todo momento.

La historia está llena de ejemplos de hombres y mujeres que serán recordados como triunfadores porque usaron su valentía en la búsqueda de sus propósitos.
Es el tiempo de tomar nuestros sueños y volverlos realidad, es el tiempo de intentar una vez más y no desanimarnos ante el previo fracaso.
Para más información visita: albertodelgado.org
Para oración llámanos al 305.273.1990