Cada día nos enfrentamos a diferentes retos y situaciones difíciles en la vida. Unos pueden ser para superarnos y pasar a un nuevo nivel, otros, para probar nuestra resistencia ante las circunstancias negativas.

En ambos casos es necesario esforzarnos para poder salir victoriosos. Josué se enfrentó a la posibilidad de conquistar una nación, Job se enfrentó a la perdida de toda su familia, sus bienes y hasta su salud.

Pero tanto Josué como Job pudieron vencer sus circunstancias con esfuerzo, valentía y confianza en Dios. Si hoy tú te encuentras frente a una situación similar, no te rindas, continúa perseverando de la mano de Dios y el te conducirá a la victoria. El no es indiferente ante nuestra lucha, por el contrario siempre está dispuesto a ayudarnos.

Dios tiene hoy una bendición para ti.
Para más información visita: albertodelgado.org
Para oración llámanos al 305.273.1990