Los seres humanos estamos llamados a amarnos los unos a los otros pero muchas veces esto parece ser más difícil de lo que parece, sobre todo cuando hemos sido traicionados, maltratados o menospreciados.

Pero el amor sincero debe incluir perdón, paciencia, lealtad y misericordia. Si aprendes a perdonar a aquellos que te han lastimado, así como Jesús lo hizo con quienes lo crucificaron, podrás disfrutar del verdadero amor y consigo tendrás paz, alegría, buenas relaciones y una vida muy satisfactoria.

Todo lo que das, lo recibirás multiplicado. Si sientes que se te hace difícil amar a tu hermano tal y como es, quiero invitarte a que leas en la Biblia la primera carta que escribió el apóstol Pablo a los corintios en el capítulo 13. Léelo todos los día hasta que sientas el verdadero amor en todo su esplendor.

Para más información visita: http://www.albertodelgado.org.

Para oración llámanos al 305.273.1990