Muchas personas no se dan cuenta de lo importante que es el amanecer de cada mañana, Dios está ansioso de que, especialmente en esos primeros minutos en que despertamos, conversemos con Él y le dejemos saber lo importante que es para cada área de nuestras vidas. La Biblia menciona que “cada mañana son nuevas las bondades de Dios”.

Así que aprovecha los primeros minutos de tu día y dedícaselos a nuestro Padre Celestial. Cuéntale todos tus sueños, proyectos, y hasta tus frustraciones. Él te dará la salida y la paz que necesitas para que tu día sea fructífero y lleno de victoria.
Padre Celestial, yo te pido que despiertes en cada amigo oyente, un deseo ferviente de buscarte cada mañana. Porque solo así tenemos la garantía de que el resto de nuestro día será bendecido.

Para más información visita: http://www.albertodelgado.org
Para oración llámanos al 305.273.1990