Las palabras que pronunciamos sobre nuestros hijos, son semillas que tarde o temprano darán su fruto. Por eso presta atención a lo que dices y declararas sobre ellos cada día, ya que de acuerdo a la Santa Palabra el poder para dar vida y dar muerte está en tu lengua.
La bendición de hoy para ti es que comiences a hablar vida sobre tus hijos, es decir, cosas buenas, cosas que puedan añadir valor a sus vida. Pronuncia sobre ellos aquello que quieres ver, como si ya fuera una realidad…

Dios y Señor nuestro, te pido una bendición especial sobre aquellos que nos oyen en este momento, ayúdanos a hablar palabras de bendición sobre nuestros hijos, así como a callar aquellas que son de crítica y condenación, en el nombre de Jesús, amén…

Recuerda, Dios tiene hoy una bendición para ti.

Para mas información visita: www.AlbertoDelgado.org
Para oración llámanos al 305.273.1990