A menudo en nuestro diario vivir pasamos situaciones que nos generan desgaste físico y emocional.  Aunque las dificultades parecieran tener diferente magnitud o tamaño, todas son vistas por nosotros en la categoría de problemas. Y a veces nos llegamos a preguntar, si soy hijo de Dios y soy “buena personas”, porqué atravieso por tantos problemas?.

En este minuto quiero recordarte una preciosa promesa de Dios escrita en salmos 34:19 que dice: Los que son de Dios podrán tener muchos problemas, pero él los ayuda a vencerlos”. Recuerda esta promesa cada día de tu vida y cuando te toque enfrentar una situación difícil, hazlo con la confianza de saber que Dios te ayudará a obtener la victoria sobre cada una de tus circunstancias.

Para más información visita: albertodelgado.org
Para oración llámanos al 305.273.1990